Quantcast

Combina tu mezclilla con tu estilo de vida

Laura Carbonell | 4/16/2015, noon
Combina tu mezclilla con tu estilo de vida
La tela de mezclilla ahora abarca todo tipo de ropa. Esta temporada dejamos atrás la clásica moda vaquera para probar suerte con otra más vanguardista. |

Los primeros jeans (pantalones de mezclilla) los llevaban exclusivamente los verdaderos vaqueros del oeste. Ahora es una prenda imprescindible en el armario. Según como se combine se puede llevar para ocasiones informales o como prenda de noche.

La tela de mezclilla ahora abarca todo tipo de ropa: faldas, chaquetas, pantalones y vestidos, pero este año, aunque aún se llevan los cortes clásicos, la oferta y la moda se han modernizado.

Esta temporada dejamos atrás la clásica moda vaquera para probar suerte con otra más vanguardista.

Túnicas: Se llevan las túnicas vaqueras en plan hippie como en los años 60. ¡Pero no es necesario combinarla con pantalones vaqueros! Es más, no se debería llevar la misma tela vaquera en pantalones aunque sea de otro tono. Queda mejor con unos pantalones pitillo negros o de cualquier otro color.

Faldas: Las faldas trapecio por debajo de la rodilla y más cortas son lo último aunque forman ya parte del pasado. Todo vuelve. Con lazos, cremalleras o botones grandes. Desde tonos oscuros a claros y desgastados.

Overoles: Los overoles o monos de trabajo adquieren un look desenfadado. Elígelos desgastados y llévalos con o sin tacón y con una camiseta de tiras.

Vestidos: Las propuestas de la temporada son los vestidos estilo blusón con cinturones estrechos de la misma tela vaquera.

Chaquetas: La chaqueta clásica vaquera se lleva pero de cortes más modernos, estilo cazadora safari o modelos con mangas mariposa.

Pantalones: Se llevan los dos extremos, tanto pegados como de campana para las más atrevidas. También siguen de moda los vaqueros más amplios y de look relajado y desgastado. Estos últimos, si los combinas con sandalias de vestir son una buena opción para salir de noche.

Sandalias: La tela vaquera se lleva incluso en las sandalias, pero recuerda no llevar todo tu atuendo de ese material. Combina con pantalones blancos.