Quantcast

10 maneras con las que los papás pueden ayudar DE VERDAD con la lactación

JD Collins | 9/28/2014, 2 a.m.
10 maneras con las que los papás pueden ayudar DE VERDAD con la lactación
10 maneras con las que los papás pueden ayudar DE VERDAD con la lactación |

Cuando la mamá amamanta, los papás se pueden sentir excluidos. A veces mamá no quiere extraer la leche o usar un biberón, por eso los papás tienen que intentar involucrarse en el proceso de alguna manera. Aquí tienes algunas ideas de cómo los papás pueden ayudar DE VERDAD con la lactación.

1) Trae el bebé a mamá

En el medio de la noche, sabes que no puedes darle de comer al bebé. Levántate y trae el bebé hambriento a mamá. Intenta calmar al bebé antes de dárselo a mamá. Está agotada y apreciará un bebé tranquilo al que amamantar.

2) Prepárale un snack

El bebé está comiendo, ella puede comer también. Preferiblemente un snack que pueda comer con una mano y que no haga migas en la cabeza del bebé.

3) Tráele una bebida

Una mamá lactante tiene que mantenerse hidratada. Cuando un bebé toma leche, la mamá termina sedienta, tráele un vaso de agua para saciarle la sed. Evita las bebidas azucaradas o con cafeína.

4) Mantén ocupados a niños mayores/mascotas

Lo último que una mamá lactante necesita son distracciones. Con un niño prendido de su pecho, mamá no puede controlar los niños/mascotas con la otra mano.

5) Apóyala con almohadas

Siempre ofrécele el sillón más cómodo. Pregúntale si necesita una almohada especial para lactancia o para la espalda. Si está en la cama, una almohada debajo de los pies es útil.

6) Lava los biberones, limpia el sacaleches

Si la mamá está sacando la leche, ayúdala y sé el lavaplatos designado. Si ella tiene que preparar y servir la comida, tú debes estar listo para limpiar después.

7) Apóyala en público

Si ella quiere amamantar en público sin cubrirse, no digas nada. Ella está cómoda, así que apóyala y NUNCA le digas que se tiene que cubrir.

8) Eructa y cambia al bebé

Esto es obvio, si ella le da de comer, tú lo limpias. Sin hacer caso de cuántos pañales sucios o vómitos haya que limpiar, sólo piensa lo siguiente…por lo menos tus pezones no están al rojo vivo por culpa de un bebé.

9) No te enojes si ella te dice que no puedes jugar con ellas

Ya no son tus tetas. Pertenecen al bebé y por supuesto que no se siente sexy cuando derraman leche materna.

10) Nada de preguntas

El día que ella quiera dejar de amamantar, felicítala por un gran trabajo, sin hacer caso de cuánto tiempo amamantó. Hoy en día es difícil amamantar, y ella debe ser reconocida por haber hecho el mejor trabajo que pudo.

¿Cuáles son otras maneras con las que los papás pueden ayudar con el amamantamiento?

JD escribe en su blog A Semi-Delicate Balance