Quantcast

Cómo volver a trabajar después de la baja por maternidad

JD Collins | 10/14/2014, 2 a.m.
Cómo volver a trabajar después de la baja por maternidad
Cómo volver a trabajar después de la baja por maternidad |

El 6 de enero, me convertí en una nueva mamá. Me sentí muy estresada y abrumada. Después de 12 semanas, me convertí en una nueva mamá trabajadora.

No solamente estoy lidiando con el estrés y las responsabilidades de ser una nueva mama, sino que ahora tengo que tratar con el estrés y las responsabilidades de mi trabajo. Me encanta mi carrera pero hay algunos obstáculos que superar. Desde intentar reintegrarse en el trabajo después de una ausencia prolongada, hasta echar de menos a mi bebé y el sentimiento de culpa de la mama trabajadora (la peor culpa que hay).

Para otras mamás que vuelven a trabajar después de la baja por maternidad, aquí tienen algunos consejos para facilitar la transición.

  1. Permítete sentir culpable/feliz/enojada/cansada/en estado de conflicto/triste/ -- o todos los sentimientos anteriores. Tus emociones son normales, y está bien. No te obsesiones con los sentimientos negativos.

  2. Vuelve un jueves. Una semana de dos días es una transición más fácil que una semana de cinco días.

  3. Usa la hora de almuerzo para hacer ejercicio, organizarte, hacer pequeños recados, pagar cuentas, responder correos electrónicos para que tengas más tiempo libre para estar con tu bebé cuando vuelvas a casa.

  4. Vuelve al trabajo poco a poco. Pregunta a tu jefe si te permitiría trabajar a tiempo parcial durante un tiempo antes de volver a trabajar jornada completa.

  5. Ten un montón de fotos y videos de tu bebé listos. No porque te vayas a olvidar de tu bebé sino porque es muy lindo ver sus caras y escuchar sus voces.

  6. Si sigues amamantando, establece un horario para extraer la leche y así mantener la producción. Comparte el horario con los demás para que nadie intente programar reuniones durante ese tiempo. (Mira el consejo 5, esto puede aumentar tu producción de leche).

  7. Si no estás sacando la leche, tómate un descanso de todas formas. Te ayudará a guardar tu energía y a aclarar tu mente.

  8. Planea tu horario – y respétalo. Si el jefe quiere que trabajes horas imposibles, habla del tema con él/ella e intenta establecer las horas que funcionen para tu familia.

  9. Averigua si tu jefe te permitiría trabajar desde casa uno o dos días por semana.

  10. Ten una red de apoyo listo. Averigua con quién puedes hablar si necesitas apoyo. Habla con compañeros de trabajo u otras mujeres que hayan pasado por una experiencia similar.

  11. Tómate tu tiempo. No tomes decisiones impulsivas. Tómate algunos meses para regresar a tu rutina.

  12. Escribe tu meta. Varias veces quería dejar mi trabajo porque echaba de menos mucho a mi hijo. Pero tengo un Post-it Note con mis metas y las razones por las que estoy trabajando. Trabajo para poder proveer para mi hijo y darle una mejor vida. Siempre recuerda porque estás trabajando.

JD escribe en su blog A Semi-Delicate Balance