Quantcast

Maquillaje de ojos para entrevistas de trabajo

Soelis Kabbabe | 11/25/2014, 8 a.m.
Maquillaje de ojos para entrevistas de trabajo
Recuerda, lo principal en es que quede natural pero elegante. Prefiere colores clásicos que se adapten a cualquier tono de piel o situación. |

Todas sabemos la importancia de una buena imagen al momento de ir a una entrevista de trabajo, pero ¿te has puesto a pensar en la influencia de tus ojos? Muchas le dan prioridad a su vestuario o al peinado que usarán, sin saber que un maquillaje, especialmente si se enfoca en tu mirada, subirá tus puntos –y la autoestima—en un dos por tres.

Recuerda, lo principal en es que quede natural pero elegante. Prefiere colores clásicos que se adapten a cualquier tono de piel o situación. ¿Un no-no total? ¡Smokey, ojos de gato y colores estridentes! Te decimos cómo lograrlo en simples pasos.

  1. Una vez lista la base de maquillaje y el corrector, aplica un prebase o primer de ojos en los parpados. Esto ayudará a que el maquillaje se adhiera a lo largo del día.
  2. Empieza con una sombra neutra en el parpado. Tonos como hueso, beige y hasta champaña sirven como base y le dan luz a tus ojos.
  3. Dale profundidad a tu mirada. Tranquila, ¡no tienes que ser una experta! Basta con una sombra café en la esquina externa del ojo, mejor aún si lo aplicas desde ahí hasta el pliegue, formando una “V”.
  4. Traza una línea en los parpados superiores usando un delineador negro. En este maquillaje tan básico, es esencial que la línea sea delgada y lo más pegada posible a las pestañas. Nada de “rabitos” o delineados gruesos.
  5. Ahora, con un poquito de sombra negra o marrón oscura, pasa suavemente el aplicador por las pestañas inferiores. Perfilarás tus ojos sin tener que exagerar.
  6. Riza tus pestañas y pásale de dos a tres capas de rímel negro. ¿La excepción? Si eres rubia o pelirroja, utiliza una pestañina café.
  7. ¡No olvides tus cejas! Son quizás la parte más importante de tu rostro. Púlelas y defínelas con un lápiz del color de tu cabello y péinalas para retirar cualquier trazo fuerte.
  8. Por último: dale vida a tu mirada. Con una sombra blanca iridiscente, coloca un punto en las esquinas internas de los ojos. ¡Te verás más despierta!