Quantcast

¿Te sientes abrumada? El Yoga es para ti.

yourBuddhi | 11/21/2014, 8 a.m.
¿Te sientes abrumada? El Yoga es para ti.
Sí, el yoga nos hace fuertes y flexibles. Pero más importante, crea un estado mental y emocional que es conducente a olvidarnos de los pequeños problemas y nos ayudará a apreciar la alegría y la belleza a nuestro alrededor. |

Más que nunca, las mujeres están ejerciendo una cantidad intensa de presión sobre ellas mismas para hacerlo todo. Nos esforzamos en lucir increíbles, ganarnos la vida, ser la madre perfecta y la esposa maravillosa. Es absolutamente agotador.

Veo a mi amiga que no trabaja, a mi amiga con unos abdominales bien definidos, o a mi amiga que está a punto de tomarse unas vacaciones asombrosas y pienso mmmm, ¿cómo podría cambiarme de lugar con ellas por unos meses? Pero, ¿en verdad me gustaría cambiarme de lugar con cualquiera de ellas? Ni pensarlo.

Quiero a mi esposo, me encanta mi trabajo, quiero a mi hijo y me encanta mi pequeño apartamento en la playa. Siempre hay alguien que tiene más y siempre habrá a alguien que luce mejor.

Sin hacer caso de cuán perfecta puede parecer la vida de alguien desde fuera, todas nosotras tenemos momentos de inseguridad y falta de confianza en nosotros mismas.

Integrar una práctica basada en la conciencia como el yoga en la rutina diaria puede ser un sustento para las mujeres que están haciéndolo todo o se sienten abrumadas con todo lo que tienen que hacer en la vida.

photo

Para un mayor reto, intenta esta clase de nivel intermedio para crear movilidad y desarrollar fuerza en los músculos del torso y de la parte baja de la espalda.

El movimiento, la respiración y la meditación en que consiste el yoga son un conjunto de herramientas infalibles que traen un sentido profundo de equilibrio y satisfacción.

Quizás no sea una meta realística ir al estudio de yoga cada día para una clase de yoga de 75 ó 90 minutos. Desarrollar una práctica diaria en casa es la clave para acceder a los numerosos beneficios que el yoga ofrece.

Solamente veinte minutos al día te harán menos reactiva a la gente y las cosas que te causan indignación, miedo e inseguridad.

Sí, el yoga nos hace fuertes y flexibles. Pero más importante, crea un estado mental y emocional que es conducente a olvidarnos de los pequeños problemas y nos ayudará a apreciar la alegría y la belleza a nuestro alrededor.

Nos enseña a dejar de compararnos con otros y estar agradecidas por lo que ya tenemos. Tienes el poder de controlar tu humor, tu cuerpo y tu comportamiento. La práctica diaria de yoga es un componente importante para un estado de equilibrio, gracia y paz.

photo

Toma este tiempo para observar cómo te sientes en comparación con cuando empezaste. Sé consciente del cambio sutil pero poderoso en la manera que percibes tus propios pensamientos y tu entorno.

Muchas veces las cosas que más necesitamos son las cosas para las que no hacemos tiempo. Nadie dice nunca, “No debería haber hecho esa clase de yoga” o “no debiera haber meditado por tanto tiempo”. Aquí tienes algunos consejos fáciles para crear el tiempo y el espacio para practicar yoga en casa:

• Decide cuál es la mejor hora del día para programar tiempo para ti y sigue haciéndolo como si fuera una cita a la que no puedes faltar.

Si es por la mañana, evita la segunda copa de vino la noche anterior para que sea más fácil despertarte veinte minutos antes que los niños. Si es durante la hora de la siesta de los niños o por la noche, asegúrate de que tienes el estómago bastante vacío cuando es hora de hacerlo.

• Crea un espacio en tu casa que sea suficiente grande para poner tu colchoneta. Este espacio solamente necesita ser silencioso durante el tiempo que practiques el yoga.

• Crea tu propio ritual. Añade elementos sencillos que personalicen este momento. Haz una lista de reproducción con tus canciones favoritas (no es necesario usar “música de yoga” a menos que te guste) o enciende una vela.

• Siéntate por un minuto al final de tu sesión. Toma este tiempo para observar cómo te sientes en comparación con cuando empezaste. Sé consciente del cambio sutil pero poderoso en la manera que percibes tus propios pensamientos y tu entorno.

Solamente necesitas 20 minutos. Aquí tienes algunas clases para ayudarte a empezar:

Esta clase moderada de estiramiento se enfoca en el cuerpo entero. Crea movilidad en las caderas, los hombros, los tendones de la corva y la espalda. Te hace sentir relajada y tranquila.

Para un mayor reto, intenta esta clase de nivel intermedio para crear movilidad y desarrollar fuerza en los músculos del torso y de la parte baja de la espalda.