Quantcast

La elegancia de una mujer con canas y tips para mantener su cabello blanco, sano y bello

Laura Carbonell | 11/13/2014, 10:39 a.m.
La elegancia de una mujer con canas y tips para mantener su cabello blanco, sano y bello
El pelo con canas bien cuidado y peinado es muy elegante– ya sea largo, corto o media melena. La elegancia no está en el color; está en tener la capacidad de dejártelo y que no te importe lo que piensen los demás. |

Todo el mundo teme esas primeras canas. A algunas nos llegan antes que a otras. A veces ya nos salen a los veinte; otras no las vemos hasta bien entrados los 50. Pero de que llegan, llegan.

Se cree que las canas son las que delatan los años, pero, por suerte, una mujer puede cubrirse las canas con un buen tinte y nadie se da cuenta. No es así en los hombres. Quizá sea porque no es tan habitual que los hombres las luzcan con más aplomo y, en muchos casos, hasta se las llegan a poner ellos mismos para dar un aire más interesante.

En una mujer no suele ser así. La mujer siempre se las ha cubierto porque se ha avergonzado de ellas y solo se las deja de teñir quizá a los 80 años.

Ver a una mujer de 40 o 50 luciendo canas es raro, pero, por suerte, esto está cambiando y cada vez está más en boga la costumbre de dejarse las canas y el pelo largo en edades superiores a los 40.

Es como una rebelión. Las mujeres nos hemos cansado de ser mártires de lo que piensen los demás y queremos ser nosotras mismas– con canas y con nuestras cicatrices y, además, lucirlas con elegancia.

Yo personalmente abogo por las canas. El trabajo que conlleva cubrírselas es tal, que no vale la pena. El coste, además, es alto si vas a la peluquería cada dos o tres semanas– que es lo que requiere que nadie se entere de que las tienes. Pero, ¿por qué cubrir algo que es tuyo?

Esto te has ganado a pulso; cada cana y cada arruga son parte de ti misma.

Lo mismo ocurre con el pelo largo. A cierta edad las mujeres creen que ya no están para llevar el pelo largo y, si tiene canas, menos.

Yo digo que si a una mujer le gusta llevar el pelo largo y se ve bien así, pues qué mejor que hacer lo que una quiere. No, no es para parecer más joven precisamente. Especialmente si decides dejarte el pelo con canas y largo porque te ves más tú misma con esa melena.

El pelo con canas bien cuidado y peinado es muy elegante– ya sea largo, corto o media melena. La elegancia no está en el color; está en tener la capacidad de dejártelo y que no te importe lo que piensen los demás. Celebro a la mujer que se atreve a llevar la contraria y lucirse como es.

Yo decidí hace tiempo hacerme unas pocas mechas porque, aunque siempre he sido rubia, con el tiempo se me ha ido oscureciendo el pelo y han ido brotando esas canas.

También decidí empezar a hacerme mechas cada vez más claras y blancas para que, poco a poco, las canas tomen el lugar de las mechas algún día. Así el cambio no será tan drástico para mí misma. Además, de este modo, tampoco seré esclava del frecuente tinte.

No soy la única. La madre de una amiga, que siempre se ha teñido el pelo de castaño, me sorprendió hace unos meses al ver que se había aclarado el cabello. Tenía mechas muy claras para dejar de teñirse gradualmente. La verdad es que el resultado no fue verse mayor, sino más radiante, elegante y con un buen corte de cabello “bob” ¡Está guapísima! No solo eso, le da un aire de distinción muy elegante.