Quantcast

Las 5 prácticas saludables que debes adoptar antes del regreso a clases

Dr. Helen Troncoso | 7/24/2014, 2 a.m.
Las 5 prácticas saludables que debes adoptar antes del regreso a clases

Antes de darte cuenta, pronto estará aquí lo que los padres llaman “la mejor época del año”, también conocida como ¡la época del regreso a clases! Además de comprar los útiles escolares, ropa nueva o uniformes, estos cinco consejos para el regreso a clases son de suma importancia para asegurar un inicio saludable del año escolar.

Vacunas

¿Están las vacunas de tu hijo al día? Cada estado tiene sus propios requerimientos y también recomendaciones acerca de las vacunas que tu hijo va a necesitar antes de empezar las clases. Las más comunes incluyen: MMR (contra sarampión, papera y rubeola), hepatitis A & B, varicela, Tdap (contra tos ferina, tétano y difteria) meningocócica y IPV (contra el polio). Los padres tienen el derecho de no vacunar a sus hijos, sin embargo, decidir no vacunar pone a tus hijos en un mayor riesgo de contraer enfermedades y diseminarlas en la comunidad.

Medicamentos/Alergias

Vivir con alergias puede ser muy difícil en casa, imagínate en la escuela. La mejor manera de evitar una reacción alérgica es prepararse ahora antes de que comiencen las clases. Todos los maestros de tu hijo, la enfermera de la escuela y los instructores del programa después de la escuela deben estar bien informados acerca de cuáles alergias tiene tu hijo, cómo manejarse durante una situación de emergencia y tener cualquier medicamento que necesiten a mano. Además de eso, nunca es demasiado pronto para hablar con tu hijo acerca de lo que son las alergias y sobre cómo reconocer las señales y síntomas de una reacción que se aproxima.

Ajusta los horarios y patrones de dormir

¿Recuerdas levantarte para regresar a clases? Probablemente no es el recuerdo más agradable que tengas. Después de un verano lleno de levantadas tarde y una rutina más relajada en las mañanas, quieres hacer que poco a poco vuelvan a entrar a la rutina regular. Comienza a dormirlos más temprano unas semanas antes. También establece horarios más temprano para la cena y un horario fijo en el que los videojuegos y aparatos electrónicos deban apagarse. ¿Estarán felices al respecto? Probablemente no, pero es más fácil que lidiar con un niño cansado y malhumorado. En el peor de los casos, un pequeño chantaje como descargar una nueva aplicación o recibir un juguete nuevo no cae mal.

Mochilas pesadas

¿Haz notado el tamaño de algunos libros escolares ultimamente? Si tu hijo se ha quejado alguna vez de dolor en los hombros, cuello o espalda, adormecimiento o calambres en sus brazos o manos, o camina doblado, es momento de fijarte en lo que está cargando. La mayoría de los expertos recomiendan que no carguen más del 10 al 15 porciento de su propio peso corporal. Otras cosas que debes tomar en cuenta cuando compras una mochila es que sea liviana, con almohadilla en la parte trasera y en los tiros, y con una correa para amarrar en la cintura. Acostumbra a tu hijo a cargar la mochila en ambos hombros. Otra excelente opción a explorar son las mochilas con ruedas.

Rutina de ejercicios

¿Te sorprendiste a ti misma diciendo algo que tu mamá acostumbraba a decir? Eso es probablemente porque aunque te guste o no, tomamos muchos hábitos de nuestros padres tenían cuando estábamos creciendo. Los cortes en el presupuesto escolar significan que los recesos y el gimnasio estarán fuera del día escolar normal, así que si puedes inscribir a tu hijo en un programa para después de la escuela no sólo se pondrán en forma sino que también aprenderán a ser parte de un equipo y a cómo ganar (y perder) con gracia. Si haces que el ejercicio sea parte de la rutina diaria de tu hijo, es más probable que lo continúen cuando sean adultos. Incluso hay consolas de videojuegos como el Wii Fit y el Kinect para Xbox 360 que ayudan a que tus hijos se mantengan activos sin que tengas que darles un sermón. El número mágico son 30 minutos por lo menos 4 días a la semana de ejercicio de intensidad moderada. Con los horarios de trabajo siendo como son para nosotros, hay que dejar que los niños sean niños ¡y jueguen!

Follow me on Google+