Quantcast

Consejos para comer saludable durante las fiestas

Dr. Helen Troncoso | 12/13/2013, 2 a.m.
Consejos para comer saludable durante las fiestas
Tips para comer saludable durante las fiestas |

Las fiestas de fin de año son un tiempo para celebrar y reconectar con nuestra familia. Para muchas de nosotras, esto también significa estar rodeadas de muchísima comida como pernil, pasteles y arroz dulce. Aquí hay 6 tips para ayudarte a disfrutar muchas de estas comidas sin subir de peso, sentirte privada o sabotear todo el duro trabajo que hayas hecho.

Ajustate a la regla 80/20

Una de las cosas más difíciles para lograr comer saludable es la manera en la que comes cuando no estás en casa y vas a una fiesta o función familiar. La regla 80/20 te da la libertad de disfrutar durante estas situaciones al ser flexible. El 80 porciento de las veces tratas de ingerir comidas que son buenas para ti, y el 20 porciento de las veces te das un gustito. Esto te ayuda a crear un enfoque de estilo de vida sostenible, y no una dieta temporal que es imposible de mantener por siempre.

No te mates de hambre.

Lo que quiero decir con esto es que no debes pasar hambre el día de un evento importante para tratar de “ahorrar” calorías. Empieza tu día comiendo un desayuno saludable asegurándote de comer proteínas buenas, grasas saludables y fibra. Esto te ayudará a balancear el azúcar en la sangre, controlar tus antojos y te ayudará a mantener un mejor control de tu apetito durante el día. Si la fiesta a la que asistirás es tarde en la noche, asegúrate de que comas algo antes de irte. Nadie quiere ser la persona que va de inmediato a la mesa del bufé y se atraganta de comida.

Elimina las calorías líquidas.

Cuando estás en una fiesta, es fácil tomar más de lo que usualmente lo harías, pero esas calorías se suman rápidamente. Tomar alcohol puede disminuir tus inhibiciones, lo cual puede llevarte a comer demás. Si debes tomar, trata de consumir versiones de cerveza más ligeras, mezcla el alcohol con agua carbonatada, o elige tomar vino en vez de cócteles dulces. Trata de tomar un vaso de agua entre cada bebida alcohólica. Te ayudará a llevar el ritmo de cuánto estás tomando, y te ayudará a prevenir la resaca al día siguiente.

Saca tiempo para ti.

Antes de salir corriendo por la puerta para terminar esas cosas de último minuto en tu lista de pendientes, o prepararte para ir de viaje en un carro lleno de niños, toma por lo menos 15 minutos cada mañana para ti misma. Mueve tu cuerpo. Un par de estiramientos simples, yoga o meditación te ayudarán a desestresarte. Realizar unos ejercicios rápidos en tu casa también te ayudará a balancear las calorías extra que consumas.

No temas apretar el botón de snooze.

La primera cosa que usualmente sacrificamos en esta época del año ¡es sueño! Cuando no duermes lo suficiente no sólo es probable que estés más irritable, sino que también la falta de sueño por un período extendido de tiempo te puede causar que aumentes de peso, hace que sea más difícil que te concentres y recuerdes las cosas, además de disminuir tu capacidad inmunológica haciéndote más vulnerable a enfermarte. Esta época del año está llena de invitaciones. No te sientas presionada a ir a todo lo que te invitan, y asegúrate de programar tiempo para quedarte en casa y no hacer nada más que relajarte.

Reinventa lo que significan las fiestas.

Enfócate en tu familia y no sólo en la comida. Crea nuevas tradiciones que incluyan algún tipo de actividad física, como ir a correr o una competencia de baile familiar. Este es el regalo más preciado que le puedes dar a cualquiera, así que en vez de apresurarte durante las fiestas, trata de estar presente en el momento. Deja de tratar de programar cada momento, olvídate de tus expectativas sobre lo que hace el feriado perfecto y recuerda que las personas son más importantes que las cosas.